Ésta debería ser la madre de las explicaciones de toda la enmarañada trama que se empezará a desenredar para ti. Éste texto debería ser francamente un astrolabio, un arriba cardinal hacia donde mirar cuando simplemente los espejos se rompan porque no soportan más las cosas muertas. Ahora debo escribirlo.. no soporto tanta presión

sábado, mayo 31

Crónicas Metropolitanas

Tu presencia en las rutas

Lo que más me duele de caminar por Santiago; al navegar Pedro de Valdivia de Norte a Sur contemplando el cementerio de hojas; al salir del metro y encontrar el pasillo de arboles rojos, lo que más me duele de las plazas escondidas guardando celosamente virginidad y verdor; al descubrir lugares nuevos para buscar el sol, al hallar refugios de invierno, lo que más me duele gata, es la soledad de saber que estás lejos, que no estás conmigo.



Oda a Santiago


Te he aprendido a mirar con el tiempo:
Se que no sabes guardar secretos,
Que tus lugares evaden con angustia arrinconarse.

Nadie busque en tí misterio,
La exigencia del que te quiere ver virgen
terminará frustrada y ciega.

Se que estás expuesta
Ciudad vertiginosa,
Que lo único que es prudente buscar en tí
es lo que llevo en los bolsillos.
Tus rutas invitan a atrincherarse,
tus trenes están llenos de vaho y almas muertas,
tus mundos viajan dormidos.

En alguna parte eres un niño
con problemas importantes,
en algun lugar fértil esperas un abrazo.

Y yo, ¿yo desde dónde te abrazo?...
desde tu hermosa vanidad
desde tu misterio llano
desde tu ética inédita
desde tus posibilidades no descubiertas
desde José, a quien no conozco
desde lo que hacemos juntos

desde una sonrisa que vuelve fecundas mis vidas amalgamadas a las seis y media en el desierto.



Constatación de una otredad necesaria

Los bordes de mi hogar se nutren de pasajeros invisibles,
Cuando una sonrisa los dibuja sabe a milagro.

Viajar entre habitantes anónimos conforma la frontera de mis espacios
Así se que en algún lugar me esperas
Así se hacia donde vuelvo.

De a poco Santiago, te vas llenando de vidas:
se que hay un par de millones de espacios no habitados
que esperan pacientemente por mi.

Descubrirte despacio y saberte inabarcable es lo que me encanta:
Eres cemento que late, escondido entre párpados cerrados y 103.



Última constatación


Me tranquiliza pensar que me esperas

7 comentarios:

Ignaçio dijo...

Acabo de leer tus crónicas, realmente, es lo que por lo general y aunque nos cuerte verlo, es la realidad de la provincia, de Chile y también hemos de admitir que en el mundo, personas buscando felicidad, nada se esconde ante la vista de la ciudad y sus habitantes, ni nuestros pensamientos entre casa y colegio u otro lugares.

Ignaçio

pasdedeux dijo...

Hay un encanto en los poemarios que me hacen sentir cómodo y en casa (recordar: tocar más "húmedo"). Dice relación con mi biografía, pero eso es tema aparte.
Me gustaron mucho, en orden, en forma, estilo y gracia; me los llevo.
Sólo una cosa te pido: En este fragmento: "al hallar refugios de invierno, lo que más me duele gata," a mí entender hay dos posibles comas (y al menos para mí, eso cambia mucho el texto). Una posibilidad sería tal cual lo escribiste y, la segunda, sería algo como: "al hallar refugios de invierno, lo que más me duele, gata,..." (coma vocativa).
Eso aunque parezca rígidamente teórico, le da un cariz distinto, para mí, al poema.
Un abrazo.

lichazul...elisa dijo...

rodrigo
crónicas nada anacrónicas!!!

me sorprendiste con

Constatación de una otredad necesaria


son una verdadera obra huidobriana

FELICITACIONES

elisa

Paz dijo...

no sé cómo comenzar... a ver.... Rodrigo, cierto?
bueno, no me conoces pero yo si te conozco (en parte). (qué escalofriante suena, como "sé lo que hicieron el verano pasado")
bueno, soy prima gabriela. seguramenete habrás escuchado hablar de mí.
mis comentarios sobre tus escritos ya se los dije a ella, pero no estaría mal dejarlos plasmados en un ciber-papel.
me gusta mucho la literatura y me muevo mucho en ese ámbito: conozco muchos escritores y autores contemporáneos, he ido a varios lanzamientos de libros (o nacimientos, como decimos algunos) asi que creo que mi opinión podría ser útil...
primero que todo, es muy difícil encontrar jóvenes que escriban con tanta ligereza (ligereza en el sentido de ágil, flotante). muchos tratan de imitar a otros y utilizan frases preestablecidas, que suenan muy bien pero carecen de sinceridad.
por eso, Rodrigo, valoro mucho tu escritura. Es totalmente espontánea, fresca, y sencilla ("ver las cosas en la semilla es ser un genio")
segundo....amo Santiago, y me obsesiona el café...
tercero, me llama la atención que estes involucrado en las asambleas de tu colegio (eso no tiene que ver con tus escritos pero sí con tu persona, que en último caso es lo mismo)
ah, no sé qué más escribir, la palabra es siempre tan mezquina!!!!
espero conocerte pronto...
Pd: no descuides el estudio.
Pd: sigue escribiendo, siempre hay algo que decir (un buen escritor lo sabe) otrs perdemos la fe antes de tiempo....

Literatura dijo...

Rodrigo.
Me quedo con la "odaa stgo.", definitivamente.
Aaaanimo en lo que queda del año.
Lejos, lo menos dificil.
Un abrazo

Tu vecino.

Free advertising dijo...

Be free

best pizza dijo...

good post