Ésta debería ser la madre de las explicaciones de toda la enmarañada trama que se empezará a desenredar para ti. Éste texto debería ser francamente un astrolabio, un arriba cardinal hacia donde mirar cuando simplemente los espejos se rompan porque no soportan más las cosas muertas. Ahora debo escribirlo.. no soporto tanta presión

lunes, enero 12

Dos carillas de un cuaderno al borde de la muerte

Decir las cosas me hace sentir verdadero y presente.

Declarado esto, me permito escribir el siguiente:

Cuadro Sinóptico (-12-08)

Ana con tristeza, Ana vana, Ana que ya huye:
comunicas tu hermenéutica del cambio,
predicas en el silencio tu secreta comprensión.

El día está nublado y es diciembre -
el árbol que atisbo desde aquí se ha convertido metonímicamente en una cristalización de mi pulmón izquierdo. Y está inmóvil-
Valentina cruzó fugaz mi ventana como si fuera nube de enero,
buscando con los ojos a alguien que no soy yo.

Ahora me miro al espejo (es decir que leo las "Historias de Cronopios", que es lo mismo) y recuerdo cosas que me solazaban y me llenaban de contento: los dulces de anís que vienen en los paquetes de Ambrosoli, una tarde con Gonzalo, una siesta en la corniza, las frutillas cocidas, la presencia preciosa del Vikingo, reposar en el regazo de mi Gata: De todas estas cosas echo mano para no morir, para no morir ahora.

Time is life, love is life. You said it.
No te imaginas lo que puedes inaugurar

Por suerte soy inmune a los fantasmas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que alegría saber que has vuelto.

Gonzalo Maruri dijo...

Todo lo que sube tiene que bajar.

CORRECCIÓN...
Todo lo que sube puede llegar aún más alto. Creo en la segunda. Creo que volviste.

Un gusto leerte. Me gusta harto lo simple y grandioso que se puede llegar a ser con el lenguaje. No dudes de que lo que acabo de leer me gustó harto.

Una pregunta me mata, pero no corresponde hacerla ahora. Luego charlamos...

Todo lo que sube puede llegar aún más alto.